El bordado y la serigrafía son las dos técnicas que utilizamos en Vestuario Laboral Martin para personalizar tu ropa de trabajo. Como sabrás estas técnicas proceden de años atrás y aunque ahora utilicemos otra maquinaria, nunca está de más recordar donde empezó todo… En cuanto a la serigrafía, las primeras impresiones datan del año 3000 a.C. Fueron los nativos de las islas Fiyi, utilizaban hojas de plátano agujereadas para distribuir la tinta. Hoy en día, esto se ha convertido en una de las opciones más recurrentes, junto con el bordado, para incluir el logo de nuestras empresas en los uniformes de trabajo. Por otro lado, el bordado más visto en nuestro día a día cotidiano por nuestros bisabuelos, abuelos, padres, etc. Proviene de los babilonios por lo que de Mesopotamia procedían los más famosos bordados en la Edad Antigua. Sí decidimos escoger la técnica del bordado para personalizar nuestro uniforme de trabajo, tendremos que tener en cuenta los siguientes aspectos. Sí elegimos nuestro logo para la técnica del bordado y resulta que es muy grande, tendremos que tener en cuenta que en una camiseta no lo podremos personalizar ya que el bordado quedaría muy pesado sobre el tejido y no conseguiríamos la calidad deseada.

Para prendas con mayor densidad y más rígidas como pueden ser los chalecos de trabajo, los polares, las chaquetas o incluso lo podríamos hacer en una sudadera de trabajo ya que la densidad es más gruesa para el bordado que vamos a realizar. El bordado tiene muchas ventajas respecto a la serigrafía sí hablamos de cantidad de colores.

El bordado nos permite elegir una gran variedad de colores para el mismo logo ya que la máquina está preparada para trabajar con quince colores diferentes, la serigrafía sin embargo tenemos que tener en cuenta que como máximo podemos utilizar seis colores para cada logo. La serigrafía es ideal para hacer grandes cantidades ya que es económico y muy duradero. Podemos serigrafía cualquier prenda de vestuario laboral ya que la pintura impregnada es ligera y se adhiere a todo tipo de prendas. La serigrafía es ideal para estampar logos de empresa en uno, dos y hasta tres colores ya que una vez hemos realizado los fotolitos para cada color resulta muy económico hacer la estampación de la ropa.